Ahorrar Energía

ENERGIA 1. Apagar las luces encendidas al salir de una habitación, y apagar las luces en habitaciones desocupadas. Sea en la casa o en el trabajo, tener luces encendidas innecesariamente aumentan mucho el consumo general. 2. Reemplazar las o bombillas incandescentes por fluorescentes o de bajo consumo. 3. Dormir o hibernar el computador. En este modo, el computador consume menos energía, no está apagado y vuelve a ponerse activo sin reiniciar el sistema. También se puede programar el computador para que después de un tiempo sin uso (media hora, por ejemplo), se duerma de manera automática. 4. Usar eficientemente los electrodomésticos: poner la temperatura del refrigerador entre 3º a 5º grados celsius, y el congelador entre -17º y -15º grados celsius. Sobre todo, asegurarse que las puertas cierran herméticamente para evitar el calentamiento. Para chequear el estado de las puertas, poner un papel entre ellas y tirar de él. Si el papel sale fácilmente, debemos pensar en resellar las puertas. 5. No precalentar o abrir las puertas del horno más de lo necesario. 6. Con el lavavajillas, usar los ciclos de lavado más cortos y secar los platos al aire libre es una buena manera de reducir su gasto energético. 7. Enjuagar siempre con agua fría en la lavadora, y elegir el programa de lavado ajustado a la cantidad de ropa. 8. En la secadora de ropa, secar aparte la ropa liviana de la gruesa, y limpiar el filtro después de cada secado. Aunque siempre el secado más eficiente será al aire libre. Adquiera el Libro: “500 SOLUCIONES A SUS PROBLEMAS” donde se amplia este tema. Image courtesy of Gualberto107 / FreeDigitalPhotos.net.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 17 =